EVALUACIÓN CLÍNICA ¡LA FORMA MÁS SANA DE RETARTE A TI MISMO!



Por: Fisioterapeuta Carolina Moreno



Siempre estaremos a tiempo de iniciar una actividad física, un estilo de vida saludable y ¡nuevos retos! pero ¡ojo! es muy importante que lo hagas bajo una supervisión y prescripción adecuada.

Revisar como esta nuestra salud y determinar la intensidad, frecuencia y duración de la actividad física es el pilar para el cumplimiento de nuestros objetivos.

Somos universos diferentes y aunque nuestras metas sean las mismas, la ruta para alcanzarla dependerá de nuestras fortalezas y debilidades. El género, la edad, las cualidades físicas y las restricciones que podamos tener son clave importante para fortalecer el programa de entrenamiento.

Una oportuna valoración clínica es vital para detectar posibles factores de riesgo cardíaco osteomuscular y/o clínico, además para determinar qué tipo de actividad física sería la más adecuada y como optimizar nuestros entrenamientos.

¡Pilas! la práctica de deportes sin asesorías o un mal entrenamiento puede provocar lesiones irreversibles.

Indicaciones, contraindicación o restricciones son los parámetros básicos con los que debes contar luego de tu valoración clínica/médica. Cumplir objetivos y mejorar tu calidad de vida es nuestro propósito, realizar una planificación segura según la prescripción de ejercicio realizada hará que el tiempo destinado a la actividad física sea confiable y efectivo.


Frase que nunca falta: Lento es mejor que rápido, baja intensidad mejor que alta y sobre todo, mas no es siempre lo mejor.