Por: Entrenador Personalizado Freddy Ardila


Hoy en día la onda fit está en su máximo auge, cada vez aparecen nuevas tendencias donde lo primordial ya no es solo la ganancia o definición muscular sino un entrenamiento funcional y general. Aquí las sogas, vallas, aros, barras y pelotas de todos los tamaños y pesos toman el protagonismo, añadiendo a tu entrenamiento movimientos de diferentes disciplinas deportivas y propios del día a día, como subir y bajar escaleras o sentarte y pararte de la cama.

Te daré algunos tips de esta nueva tendencia que convierte la rutina de entrenamiento en una sesión divertida y creativa:

Si lo tuyo es la musculación:

Juega no solo con cargas externas y elevadas, sino también con tu propio peso, en posiciones donde actives tu zona core mejorando resistencia y estabilidad.
Realiza trabajos de potencia que te ayuden a mejorar tus cargas y tus tiempos de recuperación como trabajos de isometría para abdomen (tensar el abdomen durante un tiempo determinado).


Si lo tuyo es el trabajo cardiovascular:

¡Ve más allá! Prueba movimientos que intervengan varios músculos a la vez, como las clases de Rip60, entrenamiento en circuito que involucre máquinas de superficie inestable, Sprints (en caminadora a máxima velocidad entre 20 y 30 segundos) combinado con planchas o trabajo de peso con mancuernas.
¡Inténtalo! es muy favorable y práctico, además no solo mejoras tu porcentaje de grasa o incrementas tu resistencia cardiovascular, también mejoras flexibilidad y coordinación.


En conclusión, te recomiendo que en tus semanas de entrenamiento combines los elementos funcionales, las diferentes clases grupales y las máquinas de musculación para estimular tu cuerpo y tener mayores resultados.


Frase que nunca falta: Si tu flexibilidad, coordinación y agilidad se hipertrofia a la par con tus músculos, tu cuerpo irá más allá de tus propios límites.